lunes, 27 de abril de 2015

Clases para ser 'Pro-Homosexual' en la escuela infantil

Una maestra canadiense ha reconocido que usa su tiempo de clase en la escuela de educación primaria en la que trabaja para enseñar a comprender y respetar los diferentes gustos sexuales o de género, algo absolutamente necesario para crecer y madurar cómo buena persona.

Pam Strong, empezó a enseñar esta atípica “asignatura” a los niños de prescolar o infantil, lugar dónde ya daba clases y según ella con la mejor edad, ya que los niños son más receptivos y no tienen la mente llena de las ideas contaminadas de la televisión y otros cientos de personas que no son conscientes de la manera en la que influyen a los niños.



Esta noticia salió a la luz en una conferencia celebrada por la organización activista “Canadian Centre for Gender and Sexual Diversity”. Lo que este evento pretendía conseguir es que los estudiantes consiguiesen el derecho a crear un club de homosexuales en los colegios, incluyendo los católicos.

La profesora Strong puso el foco de su conferencia en explicar su intención de resolver en las aulas de primaria cuestiones de homosexualidad, bisexualidad y transexualidad con normalidad, para tratar de evitar homofobias y discriminación hacia personas con diferencias sexuales a la mayoría.

Algunos testimonios de las conferencias aseguran que Pam en realidad persigue promover su propio estilo de vida lésbico.

Pam afirmó que algunos temas complicados de tratar con los niños, deberían tratarlos los profesores o al menos ayudar a los padres. Ella piensa que no hay ningún sitio mejor que la clase para tratar esto, un sitio dónde se sienten seguros y cómodos, dónde los argumentos están debidamente fundamentados por profesores.

Podría proporcionar una rica educación moral a los estudiantes a la vez que podrían solucionar estas cuestiones sociales complejas y reflexionar sobre sus propias ideas, derechos, sexualidad y amor.

Temas difíciles de tratar con niños se podrían resolver en Canadá ahora, en el aula.

Todo empezó cuando un estudiante de la clase de Pam, después de leer un cuento en el que dos hombres se casaban, rebatía que tal cosa no era posible, era ficción, ya que eran dos hombres. Como ese comentario, otros tantos, la mayoría incluso ofensivos.

Según la profesora, consiguió con argumentos, cariño y tiempo, explicarle que no había razones para su repulsión por esas personas que simplemente tenían otras preferencias a la hora de amar. Los compañeros de este niño, llegados un punto de comentarios hirientes, se molestaron con él también. Actualmente ese niño es una pequeña personita con la mente muy abierta, se ha convertido en el rey del respeto y la diversidad, contaba los días restantes para estas jornadas, y pidió aparecer en primer lugar de la fotografía grupal con su camiseta rosa.

La maestra también explica en clase acontecimientos actuales, noticias, anuncios publicitarios relacionados con el género y todo el condicionamiento social que existe desde que nacemos, desde los colores, el tipo de juguetes que nos regalan, las tareas… Su objetivo no es influir en las preferencias sexuales de nadie, si no implantar el pensamiento de la igualdad entre las parejas del mismo género y las del distinto.



Fuente de testimonios: Wnd Education

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Volver