martes, 5 de agosto de 2014

Una niña de 7 años le da un toque de atención a Lego


Esta es la carta, fechada el pasado 25 de enero y escrita por Charlotte Benjamin, una niña de 7 años, que da inicio a esta historia. 

Como acabo de decir, a principios de año, una madre y una hija se presentaron en la tienda del barrio para hacer una compras. Era una mañana normal de un día normal. Al entrar en la tienda, la hija, una chica de 7 años llamada Charlotte, se llevó un gran disgusto cuando se acercó a las estanterías de Lego y se percató de que los juguetes-chico eran (mucho) más divertidos que los juguetes-chica. Ellos tenían trabajos (respetados), podían nadar entre tiburones  y eran aventureros. Ellas, podían ir a la playa o estar en casa. 

Nada más llegar a su hogar, Charlotte se encerró en su habitación y, con el disgusto aún encima, escribió una carta de su puño y letra. El destinatario lo tenía claro: Lego Company. Cuando terminó, se la mostró a su madre y ésta, ni corta ni perezosa, la subió a la página web The Society Pages. Desde el principio se hizo viral. 


La segunda parte de la historia es que Lego acaba de sacar al mercado un set de científicas, todas ellas chicas.

¿Casualidad? Sea o no coincidencia, ¡olé por Charlotte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Volver